Unidad opositora

Por: Nélsido Herasme

Hay que gritarlo ya por ante los cuatro vientos antes de que caiga la noche, que todo el que no está a favor del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana es oposición. Es de ahí que para sacar a los morados del poder político necesariamente en la República deberá producirse una estridente y demoledora gran unidad social de todos los  espacios, movimientos y partidos que convergen en la llamada Marcha  Verde.

Esta es la hora precisa y el momento perfecto para encaminar las cosas, porque el cambio de políticas y de políticos debe dase en el país. Y  no solo es enfrentando a los peledeísta por los altos niveles de corrupción e impunidad imperantes en la sociedad, también es empezar a trabajar por un cambio de gobierno que verdaderamente represente las  aspiraciones y las  ansias de superación de los males que impiden el desarrollo de nuestro pueblo. Leer más de esta entrada

Los pensionados lo merecen

Por Cándida Figuereo/ periodista

Los ancianos pensionados y jubilados de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que gastaron su juventud sirviéndole a la Patria, en su etapa añeja son merecedores de vivir con un poco de dignidad y justeza en cuanto al exiguo salario que reciben para subsistir.

Por su propia condición física y las precariedades en que se desenvuelven no es frecuente que se les vea hacer reclamos más que justo.

Se encuentran en el momento en que más precisan de aprecio, respeto, de alimentación adecuada, de recursos para tratamientos diversos propio de los años y… ¿por qué no? De algo de diversión aunque sea viendo películas en una pantalla de televisión para disipar ingratos recuerdos o amenidades de ese entonces. Leer más de esta entrada

La pensión de mi padre

Por: Nélsido Herasme

Mi padre Aquino Herasme está celebrando su cumpleaños 97, lleno de vida y salud, 70 de los cuales dedicó al servicio público y como premio ha recibido del estado dominicano una indignante pensión de 5 mil pesos, la cual no le alcanza siquiera para cubrir los gastos que demanda su ancianidad.

Esto llora ante la presencia de Dios, porque don Aquino convertido hace poco en el empleado más viejo de la República y condecorado por un ex presidente con la orden “al mérito”, haya sido despachado a su casa   con una miserable e irritante pensión.

 Mi padre nació en el municipio de Villa Jaragua, de la provincia Bahoruco, en el año 1920, y desde la edad de 23 años entro al gobierno, siendo su último cargo el de empleado del Departamento de Servicios Generales de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), devengando un salario de 5 mil pesos al mes. Leer más de esta entrada

El brasileñazo vendrá

Por: Nélsido Herasme

Faltan más y lo sabe Dios y lo sabe el pueblo que los que hasta ahora han sido sindicados por los casos de sobornos por parte de la empresa constructora del Brasil, Odebrecht, no son todos los que son.

Aunque se manipulen papeles y se haga la escogencia de manera selectiva de supuestos imputados, a la República le ha llegado la hora de la verdad, de llamarle al pan pan y al vino vino.

El latrocinio, el soborno, la perversidad y la impunidad caerán de rodillas cuando reciban su castigo.

No albergo la menor duda de que los informes emanados de la justicia del país suramericano serán más que contundente. Leer más de esta entrada

El dolor de mi escuela

Por: Nélsido Herasme

En la escuela básica y media dominicana se está perdiendo la mística y la vocación por la enseñanza.

Tan solo esto nos faltaba que los centros educativos se estén convirtiendo en campos de batalla, donde hay sangre y lamentaciones. Por momentos se nos olvidó que los planteles educativos son los auténticos lugares de amor, educación y tolerancia, donde nuestros hijos e hijas van a formarse.

Parece que nos estamos volviendo locos, porque lo que estamos observando hoy en estos espacios es inaceptable e inenarrable.

Estos centros, en un cerrar  y abrir de ojos se han tornado en espacios de violencia y contienda, donde nuestros estudiantes en vez de ir a recibir el proceso de enseñanza aprendizaje para forjarse su futuro, donde asisten es aun escenario bélico. Leer más de esta entrada

Destino verde

Por Nélsido Herasme

El gobierno, sus funcionarios y las bocinas a su servicio no encuentran la fórmula de cómo poner a madurar la marcha verde para que gotee. Desde un principio, y a partir de la primera que se hizo el pasado 22 de enero de este año, “la aplaudieron por el grado de orden y civilidad exhibidos en ella”, pero luego, al ver que la lucha y la protesta en contra de la impunidad y la corrupción tomaban fuerzas el gobierno y sus medios iniciaron su satanización.

Hoy dicen que la marcha es dirigida por los partidos de oposición, antes habían expresado que los generadores eléctricos estaban detrás de ella y que en su seno hay personas sindicadas como corruptas y, por últimos, que la misma se está tornando subversiva, porque desde ella se pretende desestabilizar el orden y al gobierno. Leer más de esta entrada

La antorcha de Fello

Por Nélsido Herasme

Soy de los que se resisten a creer que desde las esferas de poder se han olvidado de un hombre del temple, el coraje y la lealtad del doctor Rafael Suberví Bonilla, porque, como cristiano que somos, en el nombre de Jesús, reprendemos toda malicia y pecado de ingratitud.

Estas palabras quisiéramos que llegasen al escritorio del despacho del señor presidente de la República, para no tener que asumir por obligación la vergüenza de seguir observando a un incansable político, sentado en la tranquilidad de su hogar, tan solo a la espera de una llamada del palacio presidencial informándole, a través de un decreto, de su designación en un puesto en la administración pública. Leer más de esta entrada

Oscar Romero y el Nazareno

Por Nélsido Herasme

En esta Semana Mayor, donde los cristianos conmemoramos la pasión, muerte y resurrección de Cristo, la ocasión es propicia para reflexionar, acerca del aporte de nuestros mártires religiosos en América y el mundo y rogar a Dios para que pronto llegue la redención a nuestra patria.

Qué bien parecidas son las muertes de Jesús y la de Romero, la del Primero en Jerusalén, y la del arzobispo y beato del Salvador.

En san Salvador Mataron a Oscar Arnulfo Romero, pero no han  podido detener el amor que le profesaron y el compromiso de hombres y mujeres con el reino de Dios y su justicia. Leer más de esta entrada