El derecho a la vida

En la discusión sobre el artículo 37 de la Constitución, cuyo texto reza: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse en ningún caso, la pena de muerte”, entran en juego muchas interpretaciones sobre el concepto de la vida, sea que se la entienda desde una perspectiva religiosa o secular. El texto se cuestiona más adelante en el punto 3 del artículo 42, cuando se lee: “Nadie puede ser sometido, sin consentimiento previo, a experimentos y procedimientos que no se ajusten a las normas científicas y bioéticas internacionalmente reconocidas. Tampoco a exámenes o procedimientos médicos, excepto cuando se encuentre en peligro su vida”.

La contradicción viene al caso porque lo que se pretende con el artículo 37 es prohibir toda forma de interrupción del embarazo, y la ciencia médica admite muchos de esos procedimientos, a los que alude el artículo 42, que se aplican legalmente en muchos países para todos los casos y en otros para situaciones en que la vida de la madre corre peligro o el fruto del embarazo sea una criatura con graves anormalidades físicas o cerebrales. Leer más de esta entrada

Anuncios

La modernización de la red vial

El mejoramiento y ampliación de las redes viales, con la construcción de nuevas carreteras, afianzan el desarrollo de la nación y cuanto pueda hacerse dentro de los límites que impone la racionalidad en el uso de los recursos públicos, debe ser bien recibido. Por eso constituye un inapreciable aporte al progreso, la puesta en servicio de los dos primeros tramos de la circunvalación de Santo Domingo, que en virtud de un decreto del presidente Danilo Medina se conocen con el nombre del expresidente Juan Bosch, lo mismo que el tramo faltante, ya en plena ejecución.

Como ha dicho el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, esta obra marca un hito en el campo de la construcción de infraestructura, porque permite entrelazar las tres regiones del país, desde el remoto sur, hasta el extremo oriental y la región del Cibao, lo cual, una vez terminada, reducirá enormemente el tráfico por Santo Domingo, facilitando la fluidez del tránsito, con un apreciable ahorro de combustibles, y por ende de divisas, y una mayor y rápida interconexión con las zonas productivas del país. Todo eso se traducirá en una reducción de costos para el comercio, la industria y, sobre todo, para las familias, promoviendo, además, el turismo interno. Leer más de esta entrada

Una OEA al estilo Chávez

El chavismo que ha hundido a Venezuela tiene un record de locuras y extravagancias difícil de superar. En el 2010, Hugo Chávez propuso un nuevo organismo regional para reemplazar a la OEA. La entidad excluiría a Estados Unidos y Canadá y por su misma naturaleza se convertiría en un foro de confrontación con esos dos países.

El tema fue discutido en la conferencia cumbre del Grupo de Río celebrada a finales de febrero de ese año en Cancún, México. La propuesta recibió en principio el apoyo de varios gobiernos, como el de Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Paraguay, muy afines a Chávez, pero nunca estuvo del todo claro cuál fue la posición del gobierno dominicano cuando se discutió fuera del temario de una reunión convocada para coordinar la ayuda masiva latinoamericana a Haití y a las víctimas del terremoto que lo destruyó en enero de ese año. Leer más de esta entrada

La modernización de la red vial

El mejoramiento y ampliación de las redes viales, con la construcción de nuevas carreteras, afianzan el desarrollo de la nación y cuanto pueda hacerse dentro de los límites que impone la racionalidad en el uso de los recursos públicos, debe ser bien recibido. Por eso constituye un inapreciable aporte al progreso, la puesta en servicio de los dos primeros tramos de la circunvalación de Santo Domingo, que en virtud de un decreto del presidente Danilo Medina se conocen con el nombre del expresidente Juan Bosch, lo mismo que el tramo faltante, ya en plena ejecución.

Como ha dicho el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, esta obra marca un hito en el campo de la construcción de infraestructura, porque permite entrelazar las tres regiones del país, desde el remoto sur, hasta el extremo oriental y la región del Cibao, lo cual, una vez terminada, reducirá enormemente el tráfico por Santo Domingo, facilitando la fluidez del tránsito, con un apreciable ahorro de combustibles, y por ende de divisas, y una mayor y rápida interconexión con las zonas productivas del país. Todo eso se traducirá en una reducción de costos para el comercio, la industria y, sobre todo, para las familias, promoviendo, además, el turismo interno. Leer más de esta entrada

El exilio de la moderación

He insistido en la necesidad de una amnistía que permita el retorno al país de nuestro único exiliado político: la moderación. Mientras no logremos incorporarla al debate no encontraremos salida a los problemas que nos empatan como sociedad y alejan así toda posibilidad de acuerdos serios sobre los problemas fundamentales que se esconden detrás del ruido de las discusiones.

Requerimos más que una ley o un decreto para hacer que regrese. El muro virtual erigido con nuestras grandes diferencias hace imposible entender cuánto urge tenerla de vuelta entre nosotros. Sentarse a la mesa para zanjar las diferencias no es un signo de debilidad y mucho menos de claudicación. Mientras no lo comprendamos así, estaremos a expensas de mediadores con sus propias agendas. De ahí la dificultad en cada intento para alcanzar leyes y acuerdos que resuman el sentir de todos los actores políticos, sumiéndonos en el debate estéril e insustancial de la denuncia y la inutilidad de buscarlas a puertas cerradas, que solo demuestran el alto grado de infantilidad reinante. Por eso, escasean los acuerdos y abundan las componendas. Leer más de esta entrada

Las figuras públicas

Las figuras públicas, sean hombres o mujeres, no tienen vida privada. Todas sus actuaciones son del mayor interés para la población y eso justifica la atención que los medios suelen dedicarle a los políticos, empresarios o celebridades del mundo del espectáculo, en aquellos países donde existe plena libertad de prensa y el poder no se utiliza para reprimir a los ciudadanos.

Mucha de esa gente exige respeto a su conducta privada, creyéndose en derecho de privar al público del conocimiento de sus ambigüedades y de sus falsas composturas. A lo que sí todo ciudadano tiene derecho es a la intimidad, cosa muy distinta.

Una muestra de la importancia de aceptar como una regla esa diferencia, se dio hace cinco años en el estado norteamericano de la Florida donde un influyente congresista del Partido Republicano, en el gobierno, fue arrestado bajo el cargo de proponer un acto indecoroso a un agente policial encubierto, al ofrecerle veinte dólares para practicarle sexo oral. El hombre, entonces de 48 años, era casado con hijo y el conocimiento de este hecho podía costarle su carrera política y afectarle su vida personal. Leer más de esta entrada

La ruta más corta hacia el futuro

Necesitamos definir lo que queremos ser y cómo deseamos vernos dentro de quince o cincuenta años. Tal esfuerzo no corresponde a una administración ni mucho menos a una fuerza política. Se trata de un ejercicio de conjugación de voluntades, por encima de toda confrontación o prejuicio partidista. Si las diferencias prosiguen obstaculizando la búsqueda de ese objetivo común inaplazable, las posibilidades de un futuro promisorio serán escasas. En sociedades democráticas las disparidades de criterio enriquecen el debate y ayudan a encontrar senderos seguros hacia el desarrollo y el fortalecimiento institucional.

La imperiosa necesidad de encontrar vías de consenso para enfrentar los desafíos del porvenir de manera alguna significa una renuncia a esas diferencias. Una cosa es la diversidad de opinión, que es la esencia misma de una sana práctica democrática, a la rencilla que ha caracterizado el juego político en el país. El país ha encontrado siempre, aún en los momentos más trágicos de su historia, fuerza suficiente para salir airoso de las situaciones más difíciles. En los últimos años, se han cifrado grandes expectativas en la reforma judicial. Leer más de esta entrada

El peligro de jugar con fuego

Las denuncias sobre violaciones a la Constitución que se escuchan y leen a diario tienen mucho de hipocresía, lo que no es más, como todos sabemos, que la inconsistencia entre lo que se defiende y se hace o lo que se siente y se dice. La defensa de la Carta que los partidos y buena parte de la dirigencia nacional a diario desconocen o violentan, se basa no en los principios que la sustentan, sino en los intereses que la mayoría de ellos persigue.

Si existiera alguna suerte de tradición de respeto a la Constitución de la República y se aplicaran sanciones a aquellos que la violan, dudo que existieran muchos de esos partidos y líderes que nos hablan a diario de sus valores.

Caminamos hacia un proceso electoral muy complejo, caracterizado por plazos fatales de obligado cumplimiento que requiere de mucha autoridad por parte de los órganos electorales, no solo del responsable de velar por una sana y transparente administración de las elecciones, sino del tribunal a cargo de dirimir los conflictos que de ellas resulten. Leer más de esta entrada