Para refrescar el ambiente

A diferencia de las obras literarias, las composiciones musicales clásicas suelen numerarse conforme son escritas, aunque no siempre los autores lo hacían y muchas famosas obras, incluyendo las de algunos de los más grandes maestros, se numeraron después de muertos. Por lo regular, la numeración dada a una composición se hace de forma cronológica. La palabra utilizada para esa catalogación es opus, práctica conocida desde el siglo XVII, según se ha comprobado a través de numerosos estudios. En el caso particular de las obras enumeradas después del fallecimiento del autor, la numeración se hacía de la manera siguiente op.posth, para dar a entender que se trata de una obra publicada póstumamente, como han sido los casos de algunos compositores clásicos y barrocos.

Sin embargo, ha habido muchas excepciones. Una muy conocida es la del genial Juan Sebastián Bach, quien nunca enumeró sus obras y se sabe de otros ilustres compositores, como es el caso de Mozart, en los que la numeración no se hacía de forma ritual ni cronológica. Existen otros ejemplos en los que el número correspondió a trabajos e investigaciones del editor que publicaba las composiciones. Leer más de esta entrada

Anuncios

“Que se respete la voluntad popular”

En mayo de 1978, con el país al borde de una confrontación, un comunicado titulado “Que se respete la voluntad popular” firmado por personalidades de Santiago al que pronto se adhirió una parte importante del resto de la sociedad civil y líderes religiosos, evitó la consumación de un golpe de estado, una situación de virtual guerra civil y el reconocimiento por el gobierno de Joaquín Balaguer del triunfo del candidato del PRD, Antonio Guzmán Fernández, en las elecciones de ese año.
Los jefes militares habían interrumpido el conteo de los votos y ocupado las instalaciones de la Junta Central Electoral, cuando se hizo evidente que la oposición obtendría la victoria por un alto margen. El comunicado disuadió el intento golpista y Balaguer se vio precisado a reconocer su derrota electoral.

El domingo 6 de octubre, los principales partidos, el PLD y el PRM, celebrarán primarias para escoger sus candidatos presidenciales.

El primero por votación abierta, con el padrón de la JCE, y el segundo con la participación de sus miembros. En el caso del segundo, no se esperan impugnaciones que alteren la marcha del más complejo proceso electoral en nuestra historia democrática. Leer más de esta entrada

El “cobro” y elecciones: La “deuda”, que los dominicanos no sabíamos que teníamos…..

Por Juan Modesto Rodríguez

Los ciudadanos estamos siendo “acosados” en la misma forma que el cobrador le hace a un deudor, por unos aspirantes a la nominación presidencial del PLD, y de ahí a la Presidencia de la República.

Y nos referimos a los peledeistas,porque son ellos los que han desbordado los medios de comunicación,y han tomado las calles con su particular proselitismo,que no se detiene en la próxima convención abierta.

Luce en la lógica de la campaña interna peledeista que los dominicanos estamos en deuda con ellos,por haberlos soportado como funcionarios públicos,muchos de ellos de pésimo desempeño. Leer más de esta entrada

¿Y ahora, cómo le hago?

En España, el uso del llamado lenguaje de género le ha dado un vuelco a la política. La diputada Irene Montero Gil, del grupo radical Podemos, encendió la mecha. En un acto público informó en febrero del 2018 acerca de una actividad de su grupo parlamentario con “portavoces y portavozas”. Como toda la comunidad política y los medios españoles entienden que el dislate fue intencional y no fruto de su ignorancia, la señora Montero es el centro de una discusión que envuelve a especialistas sobre el buen y correcto uso del idioma español.

El tema no solo involucra a las feministas españolas. Por temor a calificativos como el de “machista”, el peor que hoy puede atribuirse a un político o a cualquier figura de prestigio a a nivel mundial, en nuestro país, por ejemplo, ya es usual que en todo discurso o pronunciamiento público se hable de “dominicanos y dominicanas”. Ya hemos leído sobre “hablantes y hablantas” y una acreditada universidad española, la de Navarra, editó en el 2016 un calendario dándole nombres femeninos a los meses del año (enera, febrera, marza, abrila, maya, junia, julia, agosta, septiembre, octubra, noviembra y diciembra), y no se trata de una broma. Leer más de esta entrada

La Constitución de Leonel Fernández

Hay bocas en las cuales la verdad no duele. Es el caso del expresidente Leonel Fernández quien ha dicho reiteradamente, que “hay que respetar la Constitución”. La frase en alguien que la violó sistemáticamente en sus tres mandatos nos muestra su dimensión política y personal verdadera.
Obviamente, no le basta con haber gobernado durante doce años, tiempo en los que complotó para preservar, aún fuera del poder, el control del aparato judicial y parte del Congreso, con lo cual manipula todavía la actividad política, cobijándose en un manto impúdico de protección judicial, que lo convierte en una amenaza real para la democracia dominicana.

La frase es una inequívoca señal de su decisión de llegar hasta las últimas consecuencias, no importa el precio. Y está dirigida obviamente a la corriente que auspiciaba dentro del PLD una nueva postulación del presidente Danilo Medina, que él evitó sitiando el Congreso encabezando una turba de legisladores y dirigentes de su tendencia. Sin embargo, pudiera volverse contra sí mismo, por cuanto deja abierto un resquicio a la división, no descartable en el ambiente ríspido con que dentro del partido y en el de algunos de sus aliados, se combate al gobierno. Leer más de esta entrada

La amenaza tras una precandidatura

A ritmo de merengue y a pesar de la prohibición constitucional, el entonces presidente Leonel Fernández anunció en septiembre del 2014, una nueva candidatura para darle otra “pela” a la oposición en el 2016. La frase no sorprendió porque el señor Fernández es un político que nunca ha respetado a sus adversarios. Contrario a la imagen del “estadista” sosegado, que parecía musitar cuando hablaba en los foros internacionales y en sus contactos con la élite empresarial que todavía lo financia, su verdadera personalidad es la que exhibe ante las multitudes; cuando se contornea, baila y gesticula, embriagado por los aplausos que mitigan sus complejos.

Propinarles “pela” a los adversarios, así como encabezar una turba ante el Congreso, no parecen propios de un demócrata, ni tan extemporánea amenaza ayudaba entonces al desarrollo de una campaña decente y respetuosa, a la que todo candidato estaba obligado por respeto a los electores y al sistema. Con esa actitud, la zurra terminaría recibiéndola el proceso y aquellos que aún creemos en la importancia de los partidos. Leer más de esta entrada

La pobreza infantil entre ricos

La furia de la naturaleza, que en nuestra región se expresa con huracanes y tormentas tropicales, suele mostrarnos cada año en toda su desnudez, los altos niveles de pobreza y marginalidad que padecemos. Pero aun cuando no significa un consuelo, la realidad es que la indigencia y la falta de oportunidad son factores comunes también en los países desarrollados. Aun los más ricos lidian con ella, no siempre con éxito.

Alemania, por ejemplo, la cuarta economía más grande del mundo, sólo detrás de EEUU, China y Japón, tiene un 15.7% de su población bajo el umbral de pobreza y alrededor del 25% de los 12 millones de niños, es decir tres millones, viven de la ayuda social, con muy pocas opciones educativas, según cifras oficiales divulgadas hace dos años publicadas por el diario español El País.

Las cifras son sorprendentes porque se trata de la nación más rica de Europa, con un desarrollo comparable al de Estados Unidos, cuya economía es más grande que siete de los países diez países más ricos del mundo juntos. Leer más de esta entrada

Valores de uno que faltan al otro

En un editorial en mayo de 2013, Acento se refería ya a las diferencias abismales entre el presidente Medina y su antecesor Fernández, en cuya comparación resaltan valores en la gestión del primero que no se dieron en las del segundo. Sorteando hábilmente el peligro de una confrontación interna que pudo crear un clima de ingobernabilidad, el señor Medina puso en claro desde un principio con mucha sutileza esas diferencias, revelando el pecado guardándose al pecador.

Por ejemplo, le confirmó al país un déficit histórico en las cuentas del gobierno y el precio que ese hoyo financiero le costaría al país en términos impositivos, con su enorme secuela de restricciones y sacrificios. Sin mencionar a responsable alguno, lo puso en evidencia al denunciar el contrato de explotación de las minas de Pueblo Viejo, denunciándolo como inaceptable y lesivo para los intereses de la nación. Sin referirse a la puntualidad como una virtud en el comportamiento oficial, estaba a tiempo en los actos oficiales, sin la espectacularidad y la parafernalia que caracterizaron al anterior. Leer más de esta entrada