Aún la PN no ha sometido a la justicia acusados de herir vocero de la Armada

SANTO DOMINGO.- Pese a que el vocero de la Policía Nacional, coronel Frank Durán, informó el pasado miércoles que habían apresado a tres supuestos asaltantes, que alegadamente habrían tiroteado al vocero de la Armada, capitán de navío (coronel), Augusto Lizardo, ayer lunes,  a más de 72 horas de su apresamiento, no habían sido sometido a la acción de la justicia.

ElCaribe indagó en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, y aún el pasado domingo, en la tarde, los presuntos imputados José Ramón Lantigua, Johan Alberto Terrero y Elvis Piña Tejada, no habían sido llevado a la cárcel del Palacio de Justicia del Distrito, ni en los juzgados de instrucción, ni en la Oficina de Atención  Permanente, había acusación alguna, contra éstos, del Ministerio Público.

Durán informó también el pasado miércoles que activaban la búsqueda, de Rubén Darío Martínez (Moreno 27), sindicado como el supuesto cabecilla de la alegada banda, la cual según el oficial policial, perpetraban sus asaltos a bordo de dos motocicletas y dos motores, y que luego de cometer sus fechorías, se intercambiaban los vehículos.

El hecho

Según reportes, el coronel Lizardo resultó herido de bala en el brazo izquierdo, con fractura de una costilla, y en la espalda, en el hecho.  Mientras que su hijo de 11 años fue impactado en el pie derecho. El oficial estuvo varios días en la Unidad de Cuidado Intensivo del hospital de las Fuerzas Armadas, y fue dado de alta el pasado viernes 25 de mayo,  y se recupera en su residencia.

La noche del hecho, a las 8:0O; Lizardo bajó de su apartamento, en el segundo nivel del edificio donde vive, de la calle Paseo de los Deportes, del ensanche El Millón, en la capital, para buscar una cena que le habían llevado a sus hijos, y cuando salió del edificio, observó la presencia de dos hombres, en una motocicleta con perfil sospechoso, y uno le apuntó pero al halar su arma de reglamento, cuando intentó disparar esta se encasquilló.

Cuenta que tras ser encañonado por el hombre, Lizardo le dijo que se llevara todo si quería pero que no le hiciera daño a su hijo, pero que el supuesto asaltante le pidió la pistola, y apuntó al hijo del oficial; lo que lo obligó a forcejear con el alegado asaltante para protegerlo; y se abalanzó sobre éste, y forcejearon y fue ahí que resultó herido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: