Nuncio encomienda a López Rodríguez a la Virgen María y lo exhorta confiar en Jesús

SANTO DOMINGO.- El nuncio apostólico en República Dominicana y delegado apostólico en Puerto Rico, Ghaleb Moussa Abdalla Bader, declaró que Iglesia Católica aún necesita al Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, porque aprecia los servicios que el ex arzobispo de Santo Domingo pueda seguir ofreciendo en múltiples campos del apostolado.

Asimismo, exhorta a López Rodríguez a confiar en Jesús resucitado, que “nunca nos abandona”, y lo encomienda a la protección de la Virgen María, para que lo acompañe con su amor maternal y no aparte nunca de él sus ojos misericordiosos.

El representante del papa Francisco en el país dijo que la feligresía católica todavía cuenta con las oraciones constantes del Cardenal, y espera sus consejos fruto de su experiencia, y se enriquece del testimonio evangélico que continúa dando día tras día.

El anuncio apostólico emite estas y otras consideraciones en una carta que le envió a López Rodríguez, en ocasión de éste estar celebrando los 60 años de haber sido ordenado sacerdote.

Ghaleb Bader pondera que el religioso dominicano ha dedicado la mayor parte de su vida a la causa del reino de los cielos.

“Y, hace 4 años, al haber renunciado como arzobispo de Santo Domingo, dejaste la responsabilidad directa del ministerio pastoral”, apostilló el religioso.

Añade que, a lo largo del camino de su servicio ministerial, López Rodríguez ha experimentado que el sacerdocio está íntimamente asociado al abrazo de alguna cruz concreta.

En ese sentido, expone que “sólo bajo el signo de la cruz somos capaces de ofrecer la vida por el señor y servir con humildad y agradecimiento a su santo pueblo fiel”.

En la referida misiva le dice a López Rodríguez que cuando Dios permite el sufrimiento causado por la soledad, la enfermedad u otros motivos relacionados con la edad avanzada, da siempre la gracia y la fuerza para unirnos con más amor al sacrificio de su hijo “y participemos con mayor intensidad en su proyecto salvífico”.

Sostiene que la humanidad está sumergida en el tiempo, porque “en él nacemos, vivimos y finalizamos nuestro camino terreno”.

“En la ancianidad percibimos vívidamente cómo la vida se nos escapa con rapidez. Ante su fragilidad y fugacidad, la única certeza capaz de fortificar nuestro corazón vacilante es el amor del Señor”, escribe.

El nuncio también señala que el amor de Dios, infinito e inmutable, nos salva y nos asegura que la esperanza que él ha infundado en nuestra alma o defrauda.

“Por eso, te exhorto, querido Nicolás, a confiar en Jesús resucitado, que con la luz y la consolidación de su Espíritu Santo nunca nos abandona. Y te encomiendo a la protección de la Virgen María, madre de los sacerdotes. A ella le pido que te acompañe con su amor maternal y no aparte nunca de ti sus ojos misericordiosos”, adujo.

“Te recuerdo en la oración y te envío mi bendición como signo de comunión y cercanía. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí”, se despide fraternamente el nuncio apostólico.

Acerca de pedrobrandnoticia
Portal de noticias e informaciones editadas en el municipio Pedro Brand, provincia Santo Domingo, República Dominicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: