Exgobernadora del Ministerio de Educación se desliga de compra de orquídeas

SANTO DOMINGO.- La arquitecta Carlota Martínez, pasada gobernadora del Ministerio de Educación, se desligó este jueves de la licitación para comprar orquídeas en esa institución y dijo que su única función fue tramitar las ordenes de los departamentos, con las autoridades correspondientes de la institución, a través de una carta aclaratoria que envió.

Martínez explicó que las funciones básicas de la Gobernación en el Ministerio de Educación son la Rehabilitación y Mantenimiento de los Espacios. Además, la Gobernación canaliza todos los requerimientos de las Direcciones, los cuales deben seguir los procedimientos administrativos establecidos en el Ministerio, para su aprobación y aprovisionamiento, a través de la Dirección Administrativa y de Compras.

“Por ello, debe estar perfectamente claro para ustedes, que son estas áreas, nunca otras, mucho menos la Gobernación, quienes deciden si se aprueba o no la solicitud, si hay o no presupuesto disponible para las mismas y quienes organizan y ejecutan los programas de licitaciones y compras a tales fines y efectos”, dijo Martínez en una carta.

Sobre el proceso de compras reitera que esa solicitud de compra pasó y fue aprobada por Esteban del Rosario, director administrativo, en fecha 27 septiembre 2020; Ricardo Pérez Vargas, director general de Compras y Contrataciones, en fecha 29 septiembre 2020; Cástulo Vidal Sánchez, director Financiero.

“Cada uno de ellos tenía capacidad y obligación de decisión sobre autorizar o no dicha solicitud que se le presentaba, mientras que yo, en mi condición de gobernadora, tenía la obligación de presentar para su aprobación la misma, lo cual ejecuté”, manifestó Martínez.

Agregó que el requerimiento de los arreglos de orquídeas, “como regularmente se habían realizado cada cierto tiempo”, se llevó a cabo dentro de la actual administración y los responsables de aprobarlo o no, lo entendieron viable, en su momento, y por ello, se abocaron al proceso de licitación, previo a la compra.

“Es muy cómodo, como ya no trabajo para el Minerd en la actualidad, lanzar estos comentarios que solo afectan a mi persona y reputación como profesional, cuando en el Ministerio existe una estructura establecida para hacer cualquier adquisición de bienes y servicios, de la cual, quien suscribe, nunca formó parte, ni tuvo injerencia. Para mi está claro, que, en su ánimo de eludir su responsabilidad, las actuales autoridades, comenzando por la Directora de Relaciones Públicas, pretenden manchar mi nombre, usándolo como chivo expiatorio de lo que ahora resulta una acción políticamente incorrecta”, dijo Martínez.

A continuación, la carta íntegra hecha pública por Carlota Martínez

Santo Domingo, D. N.

7 de Octubre 2020

Estimados señores:

Luego de saludar, aprovecho este medio para aclarar sobre unas declaraciones y publicaciones, que han estado circulando a través de sus redes y otras generales, sobre mi persona.

En ocasión de las labores habituales de la Gobernación, el 16 de septiembre del 2020 envié el requerimiento de los arreglos de Orquídeas como regularmente se hacía cada cierto tiempo, a las autoridades actuales, a consecuencia de los pedidos particulares de cada departamento, dando detalle anexo para las áreas donde se ubicarían. Quiero dejar claro que en el anexo a la solicitud se detalló que esos arreglos eran para Ministro, Viceministros, Director Administrativo, Director de Compras y demás oficinas.

Como se puede ver en la comunicación cuya foto se anexa, ese requerimiento pasó y fue aprobado por las siguientes autoridades:

A.- Esteban Del Rosario, Director Administrativo, en fecha 27 Sept 2020

B.- Ricardo Pérez Vargas, Director General de Compras y Contrataciones, en fecha 29 Sept 2020

C.- Cástulo Vidal Sánchez, Director Financiero

Cada uno de ellos tenía capacidad y obligación de decisión sobre autorizar o no la solicitud que se le presentaba, mientras que yo, en mi condición de GOBERNADORA, tenía la obligación de presentar para su aprobación la misma, lo cual ejecuté.

El 29 de septiembre del cursante año 2020 fui desvinculada de la posición que ocupaba por espacio de 8 años. Al concluir mis funciones presenté para mi descargo el balance en efectivo del fondo de la caja chica y hasta los tickets de combustibles sin consumir, documento recibido que anexo.

La persona que me sustituyó puede dar testimonio de la organización con que recibió el edificio, la oficina de la Gobernación, los documentos y planos de intervenciones de la planta física, por lo cual les invito a revisar y verificar su estado actual a la fecha.

Como se ve, el requerimiento de los arreglos de Orquídeas, como regularmente se hacía cada cierto tiempo y que ahora figura cuestionado en redes y medios, se hizo por entero dentro de la actual administración y los responsables de aprobarlo o no, lo entendieron viable, en su momento, y por ello se abocaron al proceso de licitación, previo a la compra.

Desde ayer, en las redes sociales y cualquier medio (en el mas amplio sentido de la palabra) se publica que los arreglos solicitados por la Gobernación, bajo mi firma, fueron “sin la autorización de las nuevas autoridades”, cuando ellos plasmaron su firma de aprobación en el mismo memorándum del requerimiento, conforme hemos explicado, y resulta evidente.

Es muy cómodo como ya no trabajo para el Minerd en la actualidad, lanzar ese comentario, que solo afecta a mi persona, cuando en el Ministerio hay una Estructura establecida para hacer cualquier adquisición de bienes y servicios, de la cual, quien suscribe, nunca formo parte ni tuvo injerencia.

Para mi está claro, que, en su ánimo de eludir su responsabilidad, los actuales incumbentes, comenzando por la Directora de Relaciones Públicas, pretenden manchar mi nombre, usándolo como chivo expiatorio de lo que ahora resulta una acción políticamente incorrecta.

Quien suscribe NO tiene objeción alguna a que se audite mi desempeño, máxime si se toma en cuenta que estuve a cargo de una caja chica de la cual respondía periódicamente y que nunca tuvo faltantes o descuadres en los 8 años en que estuvo bajo mi cargo.

De haber una acción dolosa en lo ya dicho, radica en el hecho de que un funcionario NO admita (o niegue) la aprobación que realizó por escrito y que consta en el documento anexo. Ciertamente llama a sospechas, la forma en que las autoridades actuales han manejado su proceder en el proceso luego de recibir la solicitud, y por ende, si algo hubiera que investigar, serían las razones que llevan a negar la aprobación que ya dieron y su participación activa en la misma.

Si bien, puede entenderse como NO procedente, en las circunstancias actuales, el requerimiento de los arreglos de Orquídeas, como regularmente se hacía cada cierto tiempo, deben entender que esa decisión NO me correspondía en la posición que desempeñaba, sino a aquellos a quienes se solicitó y que luego aprobaron, para ahora negarse.

Tomando en cuenta que NO soy poseedora ni propietaria de bienes, y que mi principal por no decir único activo es mi prestigio profesional y personal, me pongo a sus órdenes a fines de cubrir cualquier duda sobre mi persona o mi accionar dentro del MINERD durante el tiempo que fui una servidora pública,

Muy atentamente,

ARQ. CARLOTA MARTINEZ

Acerca de pedrobrandnoticia
Portal de noticias e informaciones editadas en el municipio Pedro Brand, provincia Santo Domingo, República Dominicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: