Los retos del presidente Abinader: Cárcel para Danilo Medina

*Por Jesús Arias Parra

Las  autoridades que asumirán la dirección del Estado el próximo 16 de agosto deberán, inmediatamente, adoptar medidas encaminadas a frenar la propagación del COVID-19, mantener la estabilidad macroeconómica, evitando un aumento de la tasa del dólar y de la inflación, incentivar la producción y generación de empleos, asistiendo directamente a las Mipymes, a fin de recuperar la confianza de los sectores productivos y del consumidor.

El nuevo gobierno debería, además, diligenciar el otorgamiento de recursos en organismos crediticios internacionales, así como renegociar una extensión o procurar una moratoria en el pago de la deuda externa para reactivar la economía impulsando el turismo y otros sectores económicos, y eliminar el déficit fiscal.

La próxima gestión de gobierno debería impulsar la producción nacional, otorgando facilidades que permitan la total reapertura de la economía, flexibilizando el pago de los préstamos con los bancos Agrícola y Reservas a las empresas que cerraron sus puertas y a los sectores vinculados a la producción de alimentos más afectados por la crisis.

En el mediano plazo, la próxima administración del Estado debería reunir el consenso necesario para la aprobación de los pactos Fiscal, Energético y Laboral, contemplados en la Agenda Nacional de Desarrollo aprobada hace ocho años, cuyas reformas quedaron pendientes de aprobación y de ejecución en la administración que finaliza.

El Pacto Fiscal debería contemplar impopulares pero urgentes medidas para incrementar las recaudaciones nacionales, mediante la implementación de nuevos impuestos y el aumento del monto de otros aplicados actualmente, así como la reducción del gasto público y la nómina estatal, la ejecución solo de obras prioritarias y reorientar el gasto social mediante el manejo atinado de los programas sociales.

Asimismo, las autoridades recién electas deberían promover la reforma del Código de Trabajo para adecuarlo a los modernos requerimientos del mercado laboral, para hacerlo más eficiente y atractivo, sin afectar las conquistas alcanzadas por los trabajadores durante casi 30 años, punto neurálgico de las negociaciones entre empleadores y sindicatos.

La suscripción del Pacto Eléctrico debería, a su vez, procurar la modernización y eficiencia de todo el sector, creando las condiciones para hacer más atractiva la inversión privada en la producción de energía, principalmente no convencional, a fin de aumentar la capacidad de generación, reducir las pérdidas en la distribución, abaratar las tarifas y disminuir sus efectos nocivos para hacerlo más amigable al ambiente.

En este punto, las autoridades que asumirán en los próximos días deberían decidir si mantienen la producción de energía de la planta eléctrica Punta Catalina mediante el uso de carbón o si cambia  su generación a gas natural, como reclaman sectores ambientalistas.

Se espera, además, que el nuevo gobierno promueva una reforma constitucional encaminada a  excluir del Consejo Nacional de la Magistratura al procurador general de la República, cambiar el procedimiento establecido para su designación, asignándole mayor independencia al Ministerio Público, y mantener o excluir de la Carta Magna la figura del Defensor del Pueblo, y otros aspectos reclamados por importantes sectores sociales.

Además de ello, las próximas autoridades deberían calmar la sed de gran parte de la población que reclama la agilización de los expedientes o el envío definitivo a la Justicia de los autores de varios casos de corrupción que escandalizaron a la ciudadanía en la gestión de 8 años del saliente presidente Danilo Medina.

La nueva gestión deberá instrumentar expedientes por corrupción a los funcionarios salientes que así lo requieran, ya para cumplir la promesa de campaña de realizar una administración transparente, ceñida al imperio de la Ley, o sencillamente por llevar a prisión a los corruptos de turno, disminuir al otrora poderoso Partido de la Liberación Dominicana, desacreditar y liquidar políticamente a su actual dirección y gobernar sin oposición férrea durante varios períodos.

Al respecto, no cabe dudas de que el presidente Medina será blanco de la embestida anticorrupción de la dirigencia gubernamental y partidaria que asumirá el poder, y que recibirá un país inmerso en una crisis económica producto de la caída de la producción y de las exportaciones, con parte de su población enferma, un sistema de salud prácticamente colapsado y el inicio del año escolar pendiente de un hilo.

El presidente Medina será blanco de la embestida anticorrupción de una dirigencia gubernamental y partidaria que recibirá un país con una impagable deuda externa y una caída considerable del Producto Interno Bruto, obligada a empequeñecer el Estado para enfrentar la crisis, pero presionada por una militancia con sed de poder y hambrienta de acceder a posiciones estatales bien remuneradas.

El presidente Medina será blanco de una dirigencia gubernamental y partidaria obligada a suministrar, por un lado, el pan a la población que se mueve en la  informalidad, desvinculada de su fuente de trabajo por la pandemia, el cambio de gobierno o la propia eliminación de instituciones públicas; y por el otro, la distracción necesaria para resistir las inevitables medidas impositivas que serán aplicadas, erosionando la popularidad del gobierno en su primer año de gestión.

Y mientras perremeístas y sociedad civil claman razonablemente el envío a la Justicia de los corruptos, solo me queda agradecer a Danilo haber impedido, sin ser de su partido ni laborar en su gobierno, que se me maltratara durante siete años, aunque a sus espaldas no pudo evitar la violación de mis derechos fundamentales.

Sentimiento de gratitud que espero manifestarle a Danilo personalmente en el lugar donde se encuentre, cuando deje la Presidente de la República. ¡Cuente con un amigo más, señor Presidente!, que en lo que a  mí respecta, tratare de sortear lo que se presente.

*El autor es periodista y abogado

Acerca de pedrobrandnoticia
Portal de noticias e informaciones editadas en el municipio Pedro Brand, provincia Santo Domingo, República Dominicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: