Ex gerente general del CNSS entiende es vital subir edad para pensión

SANTO DOMINGO.- Arismendi Díaz Santana, primer gerente general que tuvo el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), planteó ayer que elevar la edad para el retiro y la pensión de 60 a 65 años en República Dominicana es una necesidad imperiosa.

El planteamiento del especialista en el tema lo sustenta en el hecho de que la esperanza de vida ha crecido de 51 años a mediados del 1955 a 74 años en la actualidad y dice que continuará creciendo. “Desde luego este aumento debe ser gradual para no afectar a quienes tienen 50 años o más”, apuntó.

Sobre la pregunta de si vale la pena que los filiados que cotizan en el sistema previsional dispongan un mayor ahorro del que hacen hasta ahora, para así lograr una mejor pensión al momento de retirarse, dijo que está totalmente de acuerdo. “La extensión de los años de vida implica un costo mayor del período de envejecimiento. Los tiempos en que la vejez podría enfrentarse con aportes y ahorros sobrantes, pasó a la historia, gracias a los grandes avances de la ciencia y la tecnología”, aseguró.

Díaz Santana tiene aval para referirse al tema. Fue diseñador del Sistema Dominicano de la Seguridad Social y redactor de la Ley 87-01. “Toda persona que proponga soluciones sobre el tema de pensiones debe demostrar que su propuesta garantiza una pensión digna y sostenible. El tema de las pensiones de los dominicanos muy serio y debe ser sustentado en base a propuestas y cálculos convincentes”, advirtió Santana a propósito de una propuesta realizada sobre la cuestión por el diputado Ramón Cabrera, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Cabrera, representante de la provincia Santo Domingo por el Partido de la Liberación Dominicana –PLD- propone un sistema mixto de pensiones que le garantice al trabajador cuando se retire un 60% del salario que tenía, al momento de adquirir la pensión, contrario al modelo al actual, que según él se diluye entre las comisiones que hay que pagarle a los bancos y el costo de la vida.

El legislador se refiere a un régimen “mixto integrado” de pensiones, en el cual el empleado pueda responder la pregunta de cuánto recibirá de pensión al retirarse. Desde otros lados se ha planteado un sistema donde el Gobierno-Estado pueda hacer un aporte a los ahorros de los empleados, de tal manera que eso se sume a lo que esos empleados aportan y así se robustezcan los recursos que irán a la pensión. Desde el punto de vista de Arismendi Díaz Santana eso es una ilusión. “El dinero del Estado lo aportan los contribuyentes. En un sistema fiscal regresivo, los más pobres son los que cargan con el mayor peso relativo, muchas veces sin recibir nada, o muy poco, a cambio”, indicó.

La semana pasada el ministro de Trabajo, Winston Antonio Santos, planteó que si no se cambia el régimen previsional existente, la única salida que tienen los trabajadores en el país para recibir una mejor pensión a la hora de retirarse es aumentar la contribución, contar con mejores salarios y prolongar la edad de retirarse de 60 a 65 años. “Son 360 cuotas que debe acumular el trabajador de manera continua en un país donde el trabajo no es muy estable y el salario es bajo. Poca gente podrá hacerlo, porque poca gente podrá tener un trabajo treinta años de manera estable. Todo tiene que ver con que tenga un salario decente y que pueda durar más tiempo cotizando”, aseguró Santos.

Varias propuestas del ministro son correctas

Arismendi Díaz Santana, economista de profesión y especialista en temas de seguridad social, dijo que varias de las propuestas del ministro van en la dirección correcta. “Es imprescindible garantizar la necesaria correspondencia entre los años de cotización y los años de pensión. Y como estos últimos aumentan, y continuarán aumentando, la reforma del sistema previsional debe establecer una fórmula que permita reajustar esta relación, sin necesidad de volver a modificar la Ley”, sostuvo.

El aumento de los años y la parte de la cotización

Díaz Santana indica que el aumento de los años de retiro presupone un aumento similar de los años de cotización, para elevar el fondo de pensión y avanzar hacia un retiro digno. “Pero este proceso debe ser gradual, sin afectar a los trabajadores que están cercanos al retiro. También debe prever su actualización a través del tiempo”, planteó.

Dijo que la reducción de la comisión de las APF es un imperativo nacional, inmediato, si se quiere mejorar la suerte y establecer justicia a favor de más de tres millones de trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: