Tras la muerte de su esposo y un hijo, Ingri solo sueña con terminar su casa (Ver Video)

Por Rafael Castro Araujo

PEDRO BRAND.- Con la muerte de su esposo hace tres años, a Gregoria Elizabeth López Fernández (Ingri), residente en este municipio, se le fue a la tumba el principal sostén de la familia de cuatro miembros y las esperanzas de tener una vivienda propia donde vivir dignamente.

Cuenta esta madre de dos jóvenes mujeres (19 y 24 años) y tres nietos, que su pareja, Euri Porfirio Cubilete Mateo, falleció momentos en que construían su casa, pero que al este morir todos sus sueños se paralizaron ese día, ya que no tenía, ni tiene aún como poder terminar la misma.

Muy apesadumbrada, Ingri recuerda que a siete meses de la partida de su esposo, la providencia divina le arrebató trágicamente otro de sus seres querido, con la muerte de su hijo más pequeño, que entonces tenía 12 años de edad, de un edema pulmonar, según la autopsia, a raíz de una “convulsión” o crisis epiléptica que sufrió cuando se encontraba solo en su hogar ubicado en la calle Respaldo Las Mercedes en esta comunidad.

Todos estos años no han sido fácil para esta mujer. Hoy  sobrevive gracias a la ayuda de una de sus hijas y su esposo que le dieron refugio en su casa, porque su progenitora no tienen donde vivir. El hombre que proveía el sustento ya no estaba.

Narra que no tiene trabajo, porque, dice con mucha pena, las empresas cuando el hombre o la mujer llegan a cierta edad no quieren emplearla. Ingrid dijo que tiene 43 años.

Para mantenerse, además del auxilio de su hija, esta mujer cuenta dentro de lo posible con la ayuda de algunas personas cercanas que le asisten al ver su condición de vida.

Ahora los únicos pensamientos que fluyen constantemente en su cabeza, es poder terminar de levantar su techo, para lo cual, espera Dios le ponga en su camino un alma noble que comprenda lo importante que es para una persona como ella, tener garantizado un lugar propio donde pasar sus días, sin considerarse un estorbo para su familia.

Expresa que para llevar la casa hasta el nivel donde se encuentra, ha recibido algunas ayudas, como por ejemplo citó al alcalde de este municipio, Ramón Pascual Gómez Abreu (El Mello), quien en nombre del ayuntamiento le regaló varillas, puertas, cemento, entre otros tipos de materiales. Así también su madre, hermanos y algunos vecinos han puesto su granito de arena para levantar la obra.

La vivienda que Ingri pretende algún día concluir su construcción, solo está a la espera que le coloquen el empañete, el piso y las ventanas. También el baño y la terminación de la cocina, para poder habitarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: