Las cosas han cambiado.

AMAURI

Por: Amaury Rodríguez/Estudiante

Décadas atrás, aquí en Pedro Brand, y en sus dos aledaños municipios;  Los Alcarrizos y Villa Altagracia, y no solo estos, sino en la nación en general, se vivió una época en la que  se encontraba en su apogeo la superstición, o más bien las creencias en mitos, fantasmas y espíritus, que según decían, vienen del más allá. Todos vivían en incógnita,  pese a los rumores y creencias en seres sobrenaturales que dejaban en pánico y suspenso a todos los lugareños.

Después de las 8:00 de la noche, quien salía de su casa era considerado osado y valiente, ya que en esa época, la energía eléctrica no se había desarrollado tanto y las tinieblas continuamente ocupaban todos los lugares. Era común después de acostarse al día siguiente, escuchar un vecino decir: Anoche había un muerto en mi casa, o en tal lugar. Los adultos, jóvenes, niños y ancianos, decían ver cosas extrañas, cosas que le ponían los pelos de punta. Además las noches daban grima y escalofrío; las personas decían ver a sus difuntos desandando por las noches, se escuchaban pasos y voces, y lo más escalofriante, era que sentían que alguien los acechaba, espiaba y perseguía.

Pero, aunque tiene cierta relación con el tema, este no es el punto que objetivamente queremos tratar. Ya que la superstición se trata de creer o no creer, y cada quien cree lo que quiera o desea creer, pero lo que se va a enfocar en este artículo, no es superstición ni creencia, es una triste realidad palpable y evidente en toda la sociedad.

Las cosas han cambiado.

Hoy día, es alarmante el temor de la gente, pues el terror ha avanzado bastante, a tal grado, que ya el miedo no existe tanto por el muerto sino por el vivo. De ahí ha nacido esta frase que dice: “Yo le temo más un vivo que a un muerto”. Ya nadie cree en nadie, después de caer la noche, y hasta de día, sin importar el género, todos parecen ser delincuentes, sin importar que sean hombres, mujeres, niños o ancianos; todos parecen ser sospechosos, desde el más grande hasta el pequeño, todos levantan sospecha, todos parecen ser enemigos.

Al desplazarse por las calles y sobre todo si esta están solitarias, haya a no haya gente, en el banco, en el colmado, en el cuartel, en el hospital, en el parque, en el cementerio, donde sea, la gente vive atemorizada. Nadie le tiene confianza a nadie, todos se miran unos a otros a los ojos, temerosos y desconfiados, se miran, para discernir las intenciones de quienes se les acercan, todos caminan rápido y con deseo de llegar a su destino sanos, salvos y con todo su dinero, celular y accesorios valiosos intactos.

En los carros públicos, los choferes no saben a quién van a abordar o montar en sus vehículos, pues el temor a ser atracado les obliga a veces hasta a tener que seguir de largo o volado, aunque hayan visto un pasajero. Pero no solo el chofer, sino además el mismo pasajero, quien también siente temor del chofer, ya que  algunos de estos (los choferes) también suelen confabularse con delincuentes para hacer atracos, Cuando un pasajero ve que el carro se detiene, le mira bien la cara a quienes van dentro, y si alguien se desmonta queriendo sentar al reciente pasajero en el medio alegando que se queda antes que él, fácilmente el pasajero no desee subir. En fin,  últimamente, atracar está de moda; en Pedro Brand, Los Alcarrizos y Villa Altagracia, están atracando hasta de día, sin importar la hora. Hasta a las 10:00 de la mañana se han escuchado casos.

Pese a los esfuerzos del gobierno frente a la inseguridad ciudadana, y todas las estrategias que se han implementado para detener esta plaga nacional, parece ser que los delincuentes “no cogen esa”, pues para colmo, según quejas de algunas víctimas, éstas alegan que delincuentes están saqueando uniformes, y vestidos de policías y militares, les han arrebatado sus pertenencias. Esto hace que la gente no sepa a dónde acudir, pues la gente se confunde y piensa: ¿qué vamos a hacer?, si quienes se supone que deben protegernos, son quienes nos inspiran menos confianza.

Hoy día, la sociedad está en caos, por el auge de la delincuencia y corrupción que se está desparramando en todas sus ramas. Todo el que sale de su guarida hogareña, sale con el miedo y la preocupación de que quizás no vuelva a regresar sano y salvo a su casa. Todos, hasta aquellos que profesan ser ateos, se ven obligados a encomendarse y resguardarse en oración a Dios, o a un ángel y hasta aún a aquellos seres sobrenaturales que en los primeros párrafos de arriba en este artículo, les solían tener temor en décadas anteriores.

La situación está enrevesada, pues la gente teme hasta de votar y elegir un candidato, pues ni éstos les inspiran confianza, hay gente que le teme hasta a su sombra, hay mujeres que le temen a sus esposos, hombres que le temen a sus esposas, niños/as le temen a sus padres, los enfermos le temen a los médicos, los policías le temen a los civiles y los civiles le temen a los policías, el malo le teme al bueno y el bueno al malo, el fuerte al débil y el débil al fuerte, los elefantes le temen a los ratones, el guapo le teme al miedoso,  hasta parece que ahora son los muertos quienes le temen a los vivos.

Ahora me pregunto: Si en décadas pasadas se vivía aterrado por los supuestos muertos y la superstición, y hoy día nos aterramos por los vivos, ¿cuáles serán los posibles temores que nos esperan en el futuro?

Pues piénselo usted mismo amable lector. Porque a sabiendas  de que sentimos temor de nuestros semejantes porque éstos no nos garantizan nuestra seguridad, entonces, ¿En quién nos encontraríamos seguros?

(amauryrodriguez27@gmail.com)

Acerca de pedrobrandnoticia
Portal de noticias e informaciones editadas en el municipio Pedro Brand, provincia Santo Domingo, República Dominicana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: