Rigoletto y la pasión por la ópera

Pocas composiciones despiertan el entusiasmo de los aficionados a la ópera como Rigoletto, el drama de venganza, amor filial, pasión y engaño en tres actos de Giuseppe Verdi (1813-1901).
Para muchos verdianos el momento más emocionante se da en el acto final en el que el Duque de Mantua interpreta la famosa aria para tenor La donna é mobile a la que sigue el no menos famoso cuarteto Bella figlia del amore.

Los entendidos consideran esta ópera, estrenada en 1851, como una excepcional e inigualable obra maestra, y al compositor como genuino exponente del tránsito entre el bel canto de Rossini, Donizetti y Bellini, y el verismo hasta Puccini.

Lo fascinante de este cuarteto es que el tenor, debe cantar todo el tiempo en registro agudo y mantenerse así por encima de las otras tres voces de barítono (el jorobado bufón Rigoletto, protagonista del drama), soprano (Gilda, su hija) y contralto (Maddalena). Leer más de esta entrada

Anuncios

Hamás y la Autoridad Palestina (3 de 3)

La obstinada negativa de los grupos radicales palestinos de negociar un tratado de respeto mutuo con Israel es hoy en día la fuente principal de inestabilidad en esa región. El hecho de que Tel Aviv negociara con la ANP un acuerdo es una prueba contundente de su reconocimiento a la formación de un estado palestino. Pero es obvio que eso sólo podrá sostenerse si los líderes de la Mukata reconocen a su vez el derecho de los judíos a existir como nación. La mayor parte de los países árabes así ya lo reconocen e incluso dos de ellos, Jordania y Egipto, tienen relaciones diplomáticas plenas y formales con el estado hebreo.

Al enjuiciar el radicalismo de Hamás, el dirigente de Al Fatal, Nabit Shaat, dijo al diario español El País:” Este movimiento se encuentra donde estábamos nosotros hace 35 años”. Y recalcó que no sería posible un acuerdo con Hamás si no abandona la violencia, se suma al proceso de paz y promueve un estado secular. “Podemos alcanzar la paz con ellos, pero no integrarnos en una coalición”, dijo. Leer más de esta entrada

Hamás y la Autoridad Palestina (2 de 3)

La ayuda de Estados Unidos y Europa a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) superó siempre las provenientes de las naciones árabes. Los aportes de la Unión Europea a la administración palestina sobrepasaban, hasta hace unos años, los 500 millones de dólares anuales. Al Fatah admitió desde un principio que el triunfo de Hamás cambiaría esa realidad. En una entrevista con el diario español El País, el entonces viceprimer ministro y ministro de Información de Al Fatah, Nabil Shaat, dijo que esa organización perderá la hegemonía de que gozó en la vida del pueblo palestino durante los últimos cincuenta años. Según el diario, “en las calles palestinas este dirigente (Shaat) y muchos otros altos funcionarios son culpados de haberse enriquecido desde que regresaron del exilio en Túnez en 1994”.

Shaat expresó su alarma por el triunfo de Hamás, señalando que sólo Al Fatah podía garantizarle al pueblo palestino la continuación del proceso de paz “y lograr un acuerdo definitivo con Israel”. Un acuerdo que en su opinión Hamás no lo podrá conseguir nunca por sus posiciones políticas. “La negociación, no el enfrentamiento, es el camino. Leer más de esta entrada

Hamás y la Autoridad Palestina (1 de 3)

La mayoría de los comentarios que he leído y escuchado en la prensa nacional sobre el control parlamentario del grupo radical islamista Hamás en la Franja de Gaza, está matizado por los prejuicios. Los más notorios sugieren que Estados Unidos y la Unión Europea han rechazado entrar “en tratativas” con el grupo fundamentalista debido sólo  a la negativa de Hamás a reconocer a Israel como nación. Y que esas objeciones son la única amenaza al control de la Autoridad Nacional Palestina por esa facción victoriosa.

La verdad es que ha sido Al Fatah, el negado a formar parte de un gobierno encabezado por Hamás. Tal decisión está basada en la negativa de este grupo a renunciar a las armas y a su propósito de destruir al estado judío. Las elecciones parlamentarias en las que Hamás alcanzó el control pusieron de relieve las grandes divisiones internas entre los palestinos. La derrota de Al Fatah el grupo que lideró la Autoridad Palestina (ANP) por décadas, fundado por su líder histórico Yassir Arafat, no estuvo fundamentada en el rechazo a las negociaciones con el país hebreo, sino en la corrupción que erosionó por años la administración palestina. Leer más de esta entrada

El legado de un león

Para aquellos ilusionados por la idea de un regreso tardío que solo tendría oportunidad de repetir sus pecados capitales, recreo el siguiente pasaje de “El rugido del león” sobre las administraciones del expresidente Fernández:

”Cuando se analiza… el bajo nivel de respeto a la transparencia y el uso no santo del dinero público puesto en boga como una norma en esa administración, se quisiera pensar que la más alta instancia del país ignoraba cuanto sucedía. Se prefería un tonto a un indiferente en cuanto a la custodia de esos bienes se refiere. Era mejor entenderlo como un buenazo objeto de manipulación por sus colaboradores y no quien los dirigiera o inspirara.

Mi natural curiosidad de periodista vibraba por la inquietud de saber si cuanto se decía de él y de lo que sucedía le molestaba o le resbalaba por la piel. Leer más de esta entrada

Las apariciones de la virgen

Le pregunté a un cura muy culto si creía en las versiones publicadas hace ya un tiempo en la prensa acerca de la aparición sobre una roca de una imagen de la Virgen María en un barrio paupérrimo de la ciudad. El hombre se rascó la cabeza y me apuntó el rostro con el índice de su mano derecha en señal de reprobación: “Si me haces esa pregunta en tu programa de televisión, te respondo que creo en ese milagro”.

Cualquiera mediana inteligencia entendería el sentido de tan ingeniosa repuesta. Pero a finales de la segunda década del siglo XXI, cuando la preocupación de la humanidad gira básicamente sobre temas tan terrenales como el cambio climático por efecto del calentamiento global del planeta y la necesidad de disminuir los niveles de pobreza de cientos de millones de seres humanos, uno está obligado a preguntarse: ¿Qué vendría a hacer la virgen por una barriada tan pobre de la ciudad? ¿Qué mensaje de redención ha traído? O lo que pudiera ser más importante, ¿qué le habría dejado a toda esa gente? Leer más de esta entrada

El arcaico discurso de la izquierda

En el 2010, la izquierda puso el grito al cielo por la concesión del Premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa, esgrimiendo los mismos lugares comunes que han caracterizado su triste y fosilizado discurso, inconcebible en estos tiempos de globalización y apertura democrática.

Mientras los Chávez y los Castro se aferraban entonces al pasado, sumiendo a sus pueblos en la desesperación y la pobreza, Vietnam y Estados Unidos incrementaban sus lazos comerciales, dejando atrás años de guerra cruenta en la que murieron más de un millón de vietnamitas y 55 mil estadounidenses. En los días en que la izquierda dominicana lanzaba denuestos contra el laureado escritor peruano, el secretario de Defensa norteamericano se reunía en Hanói con sus pares de China, Rusia y Vietnam para avanzar en acuerdos de cooperación militar. En Beijing, el gobierno comunista declaraba patrimonio o monumento nacional la vivienda del pueblo de Feng-tien, de la provincia Zhe-Chiang donde nació Chiang Kai-shek, fundador de la república de Taiwán, y enemigo de toda la vida de Mao Tse tung. Y los dos gobiernos, el de Beijing y el de Taipéi, acababan de firmar un acuerdo de cooperación bilateral que ponía fin a medio siglo de alejamiento. Leer más de esta entrada

El valor de las cosas pequeñas

Nuestro mayor error es dejar todas las soluciones al Gobierno. Los ciudadanos tenemos una cuota de responsabilidad en esa tarea. Por su naturaleza muchos de los conflictos y problemas que hacen difícil la vida cotidiana pueden ser resueltos con una mejor actitud ciudadana. El del tránsito, por ejemplo, tal vez uno de los que más nos irrita, tiene su origen en el desprecio a las normas y el desconocimiento de la ley. Aunque el parque vehicular ha crecido al punto de generar congestionamientos que antes nadie se imaginaba, la forma en que conducimos agrava la situación.

Se anda con demasiada prisa, como si el mundo estuviera a punto de terminar y fuera preciso llegar antes que nadie para asegurarse un pasaje seguro al más allá. Resulta, sin embargo, que aquél que nos rebasa en una avenida muy transitada con uno de esos espectaculares “cortes patelitos”, como dicen nuestros jóvenes, tiene que pararse de golpe por la luz de un semáforo o por una simple e interminable hilera de vehículos en la esquina siguiente. Muchos de los accidentes que a diario se producen tienen en este peculiar fenómeno del tránsito dominicano una de sus causas. Leer más de esta entrada